Los once consejos que tienes que conocer si tu hijo tiene TDAH

Neuropediatría

Los once consejos que tienes que conocer si tu hijo tiene TDAH

La crianza de un niño es un viaje emocionante y desafiante, y para algunos padres, se presenta un desafío adicional en forma de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Si eres padre de un niño con TDAH o simplemente estás buscando información sobre esta condición, este artículo está diseñado para proporcionarte una comprensión más profunda del TDAH en niños y ofrecerte estrategias para enfrentar este desafío con éxito.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno neuropsiquiátrico que afecta a niños y adultos. Se caracteriza por problemas de atención, hiperactividad e impulsividad. Los niños con TDAH pueden tener dificultades para concentrarse en tareas, seguir instrucciones y controlar sus impulsos. Esta condición puede manifestarse de diferentes maneras en cada niño y a menudo se diagnostica en la infancia.

Aquí te dejo los once consejos más importantes que suelo dar a las familias de los pacientes con TDAH que vienen a mi consulta:

Educación y Concienciación: El primer paso para abordar el TDAH en tu hijo es educarte sobre la condición. Aprender sobre sus síntomas, desafíos y tratamientos disponibles te ayudará a comprender mejor las necesidades de tu hijo. Además, hablar abiertamente sobre el TDAH con tu hijo le permitirá entender y aceptar sus dificultades.

Disciplina: Es fundamental tener una serie de normas de comportamiento y convivencia tanto en la casa como fuera de ella, deben ser claras, justas y seguidas por todos, y lo que es más importante, nunca permitir su incumplimiento. La disciplina es una herramienta muy efectiva para ayudar al niño a trabajar el autocontrol.

Comunicación Abierta: Fomentar la comunicación abierta y honesta con tu hijo es esencial. Anímalo a expresar sus sentimientos y preocupaciones. Escucharlo atentamente puede fortalecer la relación y ayudar a encontrar soluciones juntos.

Establecer Rutinas: Los niños con TDAH se benefician de rutinas consistentes. Establecer horarios regulares para las comidas, la tarea y el tiempo de juego puede proporcionar estructura y previsibilidad. Usa recordatorios visuales, como calendarios o listas de tareas, para ayudar a tu hijo a mantenerse organizado.

Fomentar el Ejercicio: La actividad física regular puede ayudar a canalizar la energía de un niño con TDAH. Inscribir a tu hijo en actividades deportivas o juegos al aire libre puede contribuir a su bienestar emocional y mental.

Estrategias de Organización: Ayuda a tu hijo a desarrollar habilidades de organización. Utiliza cajones, carpetas y etiquetas para mantener los materiales escolares en orden. Enséñale a usar un planificador para anotar tareas y responsabilidades.

Reforzamiento Positivo: Recompensa y elogia a tu hijo por sus logros y esfuerzos, por pequeños que sean. El refuerzo positivo puede aumentar la motivación y la autoestima.

Colaboración con Profesionales: Trabaja en estrecha colaboración con profesionales de la salud, como psicólogos o terapeutas del comportamiento. Ellos pueden proporcionar estrategias de manejo del TDAH y apoyo adicional.

Ayudarle con sus tareas: El tiempo que los papás y mamás pasáis con los niños es fundamental, y dedicar un tiempo a ayudarles con sus tareas del cole a diario, fomentando que se concentren y que controlen sus impulsos, y ayudándoles con sus dificultades , será una buena forma de darles el apoyo que necesitan

Jugar con ellos: Además de hacer tareas con ellos, algunas de actividades de ocio que les gusten también pueden ser un gran estímulo para ellos, permitiéndoles entrenar su atención y funciones ejecutivas, como por ejemplo jugar a juegos de mesa tales como ajedrez o monopoly, que requieren atención y desarrollar una estrategia para ganar  

Paciencia y Amor: La crianza de un niño con TDAH puede ser desafiante, pero recuerda que tu hijo necesita tu amor y apoyo. La paciencia es fundamental para superar las dificultades juntos.

El TDAH es una condición que puede presentar desafíos, pero con el apoyo adecuado y estrategias efectivas, tu hijo puede llevar una vida plena y exitosa. Como padre, eres una parte crucial en el viaje de tu hijo con TDAH, y tu amor y comprensión son invaluables. Mantén la comunicación abierta, busca apoyo profesional cuando sea necesario y recuerda que cada niño es único. Juntos, tú y tu hijo pueden enfrentar el TDAH y superar cualquier obstáculo que se presente en el camino hacia un futuro brillante


Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *